Google y AMP: jardín cerrado sibilino

Google. Foto: Robert ScobleGoogle, varias empresas tecnológicas y varios editores de prensa lanzaron ayer AMP (siglas en inglés de Páginas Móviles Aceleradas). Con buenos propósitos como que los contenidos en móvil se carguen antes, algo muy importante para los editores puesto que la mayor parte de los accesos a sus sitios ya es móvil, ofrece la distribución mundial de las noticias a través de su red de servidores y además lo hace con un código abierto.

Pero detrás de todo este movimiento, Google pretende frenar las propuestas de Apple, con News, y Facebook, con Instant Articles, que tientan a los medios para sacar parte de sus noticias de la Web, compartiendo con ellos hasta el 100% de los ingresos publicitarios en el caso de Facebook con el anzuelo de llevar las noticias directamente a donde está el público. Ese movimiento perjudica gravemente a Google, que vive de la publicidad en la Web.

Este movimiento de Google también es un jardín cerrado, pero sibilino, que supone darle la vuelta al concepto descentralizado de la WWW y crear una nueva Internet dominada por ellos, donde, casualmente, ellos deciden, en aras de la velocidad de carga de las páginas, qué proveedores publicitarios se autorizan, qué tecnologías de tracking, etc. Juez y parte con todas las letras.

Para los medios supone otra ventana de exposición más, donde Google asume los costes de distribución y los usuarios verán más rápido el contenido que desean.

Foto:  Robert Scoble

Sobre la alianza de operadoras en favor de Firefox OS

Hoy Ignacio del Castillo destapa en Expansión la noticia de que algunas de las más grandes operadoras de telefonía del mundo se han unido para promover Firefox OS, el nuevo sistema operativo móvil diseñador por la Fundación Mozilla y un proyecto que prácticamente desde sus inicios ha impulsado Movistar. Firefox OS, nuevo sistema operativo móvil
Con este apoyo, las grandes operadoras intentan controlar el ecosistema del móvil, que está dado pingües beneficios a compañías como Apple, o Google de manera indirecta a través de sus servicios publicitarios. Pero esta jugada me parece dudosa por varios motivos:

  • Supuesta independencia. Se leen muchos comentarios elogiosos hacia la supuesta independencia de Firefox OS en comparación con iOS o Android. No dudo de que la Fundación Mozilla sea independiente pero claramente las operadoras son interesadas. Sí, son las mismas que todavía hoy cobran 15 céntimos de euro por los bytes de un SMS. Android, el líder del mercado, también es de código libre, publicado regularmente por Google y cualquier empresa lo puede tomar y adaptar, como sucede con las personalizaciones de cada marca o como hace Amazon con los Kindle Fire.
  • Innovación tecnológica. Por cómo se implanta en el terminal pero ya se expresan dudas sobre los beneficios reales para el usuario. Si a igualdad de condiciones, se muestra más lento, no será atractivo.
  • Los usuarios mandan. Puedes destinar ingentes inversiones y desarrollar un sistema operativo móvil bueno pero no tener éxito en el mercado. Le está pasando a Microsoft con sus Windows Phone. Firefox OS no tendrá de partida fabricantes tan destacados como Windows Phone (Nokia, HTC, Samsung) ni creo que disponga de tanto presupuesto como Microsoft. Y se enfrentará a los mismos problemas: desconocimiento, falta de aplicaciones, etc. Ante esto, su baza puede ser el precio del terminal, pero los Android también se han abaratado en gran medida, por 160 euros se puede adquirir un buen terminal libre
  • El último de la fila. Por otro lado, que se junten las operadoras de móviles (y algunos fabricantes) no es significativo en el éxito de un sistema operativo. Primero, los fabricantes deberían lanzar terminales competitivos en todo aquello que hoy en día supone un móvil avanzado (cámara de fotos, cámara de vídeo, Navegación GPS integrado, etc.) y ofrecer una experiencia de uso mucho mejor que la que disfrutan usuarios que ya conocen iOS, Android, Windows Phone o BlackBerry. Pero no solo eso, sino que tienen que luchar con las cadenas virtuales que enlazan al usuario a cada sistema: aplicaciones compradas, datos sincronizados en la nube, sincronización con otros dispositivos (tabletas, ordenadores, televisiones), etc.

Firefox OS realmente parte con gran desventaja en el mercado de los sistemas operativos móviles, a pesar del empujón de las operadoras.

El eco de Twitter

El eco de TwitterTwitter es una herramienta de comunicación muy poderosa, con un componente de enganche muy significativo y múltiples usos. Más que los posibles usos relativos al real time, lo que se ha constituido como la radio-patio del siglo XXI, a mi me interesa seguir los temas que me gustan a través de los expertos que valoro, un uso del que se pueden sacar chispas con las listas de usuarios y con un buen cliente como TweetBot.

En este tipo de uso es donde noto mucho el eco de Twitter. Ante cualquier noticia importante de la Red, primero llegan los pioneros, los que están a la última y directamente van a la fuente del 90% de noticias sobre el sector de Internet, los medios especializados estadounidenses. Después, a la hora los que siguen a los medios especializados nacionales, que muchas veces tienen la agenda marcada por lo que hacen sus colegas de Estados Unidos o, incluso, en el peor de los casos, directamente fusilan los contenidos americanos. Y por último, el eco llega al de unas horas a los menos heavy users que retoman la misma información en la versión de los diarios generalistas.

Esta reverberación se intensifica porque los usuarios de esos grupos mencionados acceden a la información en momentos distintos. Y no se piede la intensidad, el entusiasmo del décimo que cuenta la noticia es idéntico al del primero.

Queda el consuelo de que Twitter lanzó el RT oficial, que acabó en gran parte con la reiteración de los retweet manuales, los originales y artesanos, que hacen que una persona pueda ver el mismo mensaje decenas de veces.

Parte del problema del eco en Twitter es que muchos usuarios asumen el papel de propagadores de información, creando mensajes que no añaden valor alguno y dando como resultado mucho ruido. Por eso, en mi opinión, los usuarios más valiosos de Twitter son los que aportan su punto de vista y su conocimiento. Son los que dan el auténtico valor a Twitter y hacen que merezca la pena. En cambio, la primicia no tiene sentido en Twitter porque no hay simultaneidad de la audiencia, como sucede en la televisión o en la radio. Puedes contar una primicia a las 5 de la mañana que no se va a enterar nadie.



Lebranch, nueva aventura

Vuelvo a mi blog, que lo tenía abandonado. Ya no están de moda, pero son un vehículo perfecto para expresarse con más precisión y claridad de lo que permite la brevedad de los mensajes de Twitter, y de una forma más accesible de lo que supondría publicar un post en Facebook o Google Plus.

Ultimamente he estado siguiendo el fenómeno de Tumblr. Me parece un gran sistema de publicación, muy fluido y ágil, con aplicaciones para escribir incluso desde el móvil o la tableta y muy bien estructurado para compartir los post entre toda su red de usuarios. No lo descarto como complemento, en la mitad entre lo que supone Twitter y lo que es este blog.

A lo que iba. Desde finales de noviembre de 2012 estoy a tiempo completo en una nueva aventura: la creación y consolidación de una empresa de base tecnológica enfocada en el mundo del marketing en Internet, Lebranch.

Así que aquí se suma un emprendedor más a la ola de emprendizaje que se está produciendo en el Internet español. Lebranch me hace especial ilusión porque es una idea original mía que llevaba meses perfilando en ratos libres, desde el modelo de negocio hasta su plasmación en un plan de negocio y desde los posibles usos que se me ocurrieron en el “momento Eureka” hasta el aterrizaje en lo más viable, práctico y que resuelve lo que demanda el mercado.

Seguiremos informando 🙂

Actualización (2/2/2013): Este post es el primero de esta nueva etapa del blog y el último de la anterior.